miércoles, 28 de octubre de 2015

RUTA “PUERTO DE LA LOSA - LA MATEA” sabado 31 de octubre


El próximo sábado los “rendijeros” nos echamos de nuevo al monte. Nos espera el puerto de La Losa, en el descenso norte del puerto, en el paraje de Prado Bello, nos apearemos del vehículo para iniciar la caminata. Nos encontraremos en la “puerta” de uno de los últimos bastiones salvajes de Andalucía: hacia el suroeste –hasta Tíscar- se abre un espacio de centenares de kilómetros cuadrados sin un gramo de asfalto ni núcleo de población. Tendremos por delante cerca de 15 km, buena parte de ellos por caminos difusos entre un bosque denso, paraíso de cabras, jabalíes, ciervos, torcaces, etc . Donde pugnan por el espacio y la luz laricios, encinas, arces, quejigos, coscojas, majuelos, etc. Superada la mitad de la ruta, iniciaremos el descenso al cañón por donde discurre el Arroyofrío, flanqueado por chopos y álamos (preciosa visión de otoño). Caminaremos algo más de un kilómetro aguas abajo antes de iniciar una pronunciada subida y el posterior descenso que acabará en La Matea (aldea perteneciente a Santiago de la Espada).
En resumen, recorreremos un territorio salvaje y desconocido. Un trayecto sin demasiadas exigencias, pero inexcusable para quienes deseen el disfrute de los sentidos y las sensaciones del otoño.

- Nota: Llevar toalla por si hay que descalzarse para cruzar el río.
- Distancia: 16 kms.
- Tiempo: 5 horas.
- Dificultad: media.
- Hora de salida: 8 de la mañana (Puerta de la iglesía)
- Comida: Posibilidad de comer en el hostal Escobar (La Matea), hay que confirmarlo cuando se haga la inscripción.
Inscripción obligatoria.
 

domingo, 25 de octubre de 2015

NACIMIENTO DEL RIO SEGURA- ALDEAS PERDIDAS. SABADO 24 DE OCTUBRE.

 NACIMIENTO DEL RIO SEGURA-ALDEAS PERDIDAS.(Pontones)

Llegamos al nacimiento del Segura en Pontones, y desde allí salimos andando dirección a unas naves de ganado, desde allí tomamos a la izquierda por todo el barranco durante unos 2 km. LLegando a unos tornajos para el ganado nos desviamos a la derecha y comenzamos a subir, hasta dar vistas a la aldea de los Centenares. Allí comenzamos a descender pero en dirección a otra aldea que es el Miravete, hay un sendero que se ve perfectamente y en algunos tramos está señalizado con unos montículos de piedras, supongo que puestos por los senderistas.  Llegamos a un alto en donde hicimos parada para almorzar y desde donde contemplamos el embalse del Tranco de Beas, con una vista general impresionante.
Seguimos descendiendo hasta que llegamos a la aldea perdida del Miravete. Impresiona ver como está toda la aldea después de tantos años despoblada, ver las huelgas que tenían para sembrar hortalizas, las nogueras, los membrilleros, los chopos, el agua.... precioso de admirar. Cruzamos la aldea y seguimos descendiendo para ir en busca de la aldea de las Huelgas. La vuelta la realizamos por el mismo sendero que fuimos, ascendiendo una dura pendiente. 
Durante el trayecto en los valles nos encontramos algunas setas de cardo cuco que después en Pontones degustamos con unas cervecitas. El recorrido fueron sobre 13 km.